¿Qué se necesita para elaborar el plan financiero de una empresa?

 en Finanzas, Interim Management

¿Cómo hacer un buen plan financiero?

Tener una buena idea para crear una empresa no siempre implica que quien la tiene entienda de finanzas y sepa cómo hacer un plan financiero de la futura compañía. Este tipo de plan es muy necesario para, entre otras cosas, saber si el negocio que se desea poner en marcha es viable o si hará falta financiación para ponerlo en marcha y cuánto dinero será necesario para ella. Por lo tanto, no conviene descuidarlo ni pensar que se puede seguir adelante sin tenerlo.

El plan financiero de una empresa no es lo mismo que un plan de negocio, pero guarda relación con él. De hecho, el plan financiero es una parte del plan de negocio, que además del estudio económico del negocio también toca todo lo relacionado con la parte estratégica, comercial, de marketing, de organización, de producción y de distribución de la compañía. Un plan de negocio puede ser importante para analizar la puesta en marcha de una empresa, pero el plan financiero es imprescindible.

Además de para los fines antes mencionados, sirve para conocer el volumen de ventas necesario para alcanzar el break even de una empresa, el punto en el que se igualan gastos con ingresos y el resultado de explotación es cero. También para tener unas pistas sobre cómo pueden afectar al negocio varios factores importantes, como el aumento o descenso de las ventas, la variación en los costes, etc. Cuando se empieza a dar forma a un negocio surgen muchas preguntas, casi todas relacionadas con la parte económica de la empresa, y el plan financiero es la herramienta adecuada para responder dudas y minimizar riesgos.

Qué hay que tener en cuenta para elaborar un plan financiero

Los contenidos básicos de un plan financiero son los siguientes: cuenta de resultados, plan de inversión, balance y flujo de caja. Además, se pueden incorporar a estos otros tres elementos: Análisis del break even, análisis del grado de sensibilidad y la valoración de la empresa.

Antes de nada, es necesario recopilar varios datos de cara a la elaboración del plan: precios y unidades de venta estimados de los productos o servicios que desarrollará la empresa, estructura de costes para su generación, gastos de personal y servicios generales y de administración e inversiones previstas y su coste. Evidentemente, en función del tipo de negocio, será necesario recopilarlos todos o sólo una parte.

En no pocas ocasiones, es necesario realizar un plan financiero en un formato concreto, puesto que así lo ha solicitado o bien un banco o un inversor o alguna entidad. Por suerte, sobre todo para los que no tienen mucha idea de cómo hacer uno, hay varios modelos para poder hacerlo, que suelen utilizarse en estos casos. Todos se parecen bastante, aunque por lo general sólo se ocupan de la parte relacionada con la contabilidad del plan. Esto es, los balances, los flujos de caja a medio plazo y la cuenta de resultados. Y pueden servir como base para poder realizar un plan más detallado para otros fines.

Si se opta por un modelo para elaborar el plan financiero, conviene asegurarse de que está bien calculado y es fiable. Para ello hay que analizar de manera independiente los datos aportados al modelo de plan financiero que se ha rellenado y los cálculos efectuados en dicho plan. Para lo primero no hay una regla exacta, y sólo se podrá tener la certeza de que son correctos con un buen conocimiento del sector de la empresa, así como de su competencia.

Para comprobar la exactitud de los cálculos, lo más recomendable es contar con la ayuda de un experto que verifique, antes de nada, si el modelo está diseñado correctamente. De otras forma, se puede descubrir, después de varias horas de trabajo, que las proyecciones obtenidas no son consistentes porque sus elementos, es decir, el flujo de caja, el balance y la cuenta de resultados, funcionan cada uno por separado.

También es muy recomendable contar con un experto para que diseñe el plan financiero si todo lo que hemos comentado hasta ahora parecen vocablos propios de otro idioma. Si no se cuentan con los conocimientos necesarios para elaborar un plan financiero, o de negocio, es mejor contratar los servicios de un experto financiero para que estudie la viabilidad de una empresa, mientras sus fundadores ponen todo su empeño en lo que realmente saben hacer.

En Up Management ofrecemos servicios para elaborar el plan financiero de tu empresa.

Artículos recomendados

Enviado un comentario

10 cosas que debes saber sobre el interim management¿qué es un interim management?