Seguimiento positivo para concretar ventas

 en Ventas

La venta es una acción que se genera de vender un bien o servicio a cambio de dinero, estas pueden ser personales, vía telefónica, por correo, entre otros, por lo cual se debe de ofrecer un buen producto o servicio para que el cliente quede satisfecho.

El seguimiento, por su parte,  es la observación minuciosa de la evolución y desarrollo de un proceso, por lo que se puede decir que es necesario hacer un buen seguimiento para concretar ventas, con el fin de que estas sean exitosas y bien valoradas.

Pasos para concretar ventas

Llevar a cabo una venta exitosa no es tan simple como suena, también tiene su proceso y pasos, como la conocida oportunidad de venta, donde se busca una necesidad en el cliente y llamar su atención; para esto se utilizan técnicas de marketing para que un cliente se sienta atraído por alguna vidriera o lugar para comprar algún producto o servicio.

Lo siguiente para concretar ventas es el primer contacto, se establece la interacción entre vendedor y comprador, la cual será el punto de partida para saber si se podrán llevar a cabo las negociaciones.

En tercer lugar, está la propuesta, donde el vendedor le ofrece al cliente varios paquetes en el cual no solo está el producto o servicio en sí, sino también este presenta propuestas de pago de diferentes tipos.

Al concretar ventas la negociación, ajustes y superación de objeciones es importante, aquí es donde se está concluyendo la acción de venta, el cliente  muy pocas veces acepta un paquete de pago propuesto, la mayoría del tiempo este se elabora durante la negociación.

Finalmente se cierra la venta y posteriormente se tramita el pago, se hace  entrega de lo negociado y se cumplen con todos los puntos establecidos.

Dar seguimiento a los clientes

Vender es un trabajo muy simple, pero es necesario conocer a los clientes para poder mantener esa relación de comprador proveedor, por lo que al dar un buen seguimiento a los clientes se puede lograr concretar ventas en mayor cantidad y con mayor frecuencia.

Lo ideal para seguir a los clientes es que sepan todo lo que hace el vendedor por el comprador, esto suele hacerse mediante un boletín electrónico o una llamada telefónica para saber que piensan los clientes del servicio y lo valoren, así se logra obtener información sobre lo que el comprador piensa de la empresa, el producto o el servicio.

Dar  seguimiento es una tarea de la empresa no del cliente, aunque se haya logrado tener una reunión con un cliente interesado sobre un proyecto o producto, es necesario darle el seguimiento aún cuando este dijo que tenía que pensarlo.

Para concretar ventas futuras tratando de fidelizar a los clientes lo ideal es no extenderse demasiado, ser puntual es la mejor manera de vender, puesto que, así se logra una comunicación más directa con el cliente, también, evitando pasar esa línea del seguimiento a rogar por su atención o para que compre, es necesario ser sutil al momento de tratar con el cliente.

Si un cliente no desea comprar o invertir en la empresa, se debe seguir adelante aunque ese trato no haya funcionado. Para más consejos sobre ventas y finanzas podéis consultar la web de Up Management pinchando aquí.

Artículos recomendados

Enviado un comentario